claves para combatir acusación falsa por violacion

3 Claves para combatir una acusación falsa por violación

Es bien sabido que en los procedimientos penales la prueba es una pieza fundamental, sin embargo, en ciertas ocasiones la declaración de la víctima puede resultar suficiente para enervar el fundamental derecho a la presunción de inocencia ante una acusación por violación.

Esto suele ocurrir cuando nos encontramos ante delitos que habitualmente se producen en un ámbito estrictamente privado, como es el delito de violación, con la sola presencia del sujeto activo y pasivo y, por lo tanto, con ausencia de testigos directos, por lo que la declaración de la presunta víctima se convierte en la principal prueba de cargo contra el presunto agresor.

Pero entonces, en estos casos, ¿cómo puedo demostrar mi inocencia?

Aquí, siempre que no exista prueba más allá de la simple declaración de la presunta víctima del delito de violación, resulta crucial comenzar a analizar si efectivamente se cumplen los tres requisitos que la jurisprudencia exige para dotar de la suficiente credibilidad a la presunta víctima o, por el contrario, desvirtuar su declaración y lograr el archivo del procedimiento.

Primer requisito: Ausencia de incredibilidad subjetiva

Analizaremos las circunstancias personales o características físicas o psicorgánicas de quien presta declaración, en las que se ha de valorar su grado de desarrollo y madurez, así como la posible existencia de trastornos mentales o enfermedades, como el alcoholismo o la drogadicción.

Asimismo, la inexistencia de lo que se denomina “móviles espurios” que pudieran resultar de las previas relaciones acusado-víctima, denotativas de odio o resentimiento, venganza o enemistad, que enturbien la sinceridad de la declaración haciendo dudosa su credibilidad.

Segundo requisito: Verosimilitud del testimonio

Esto supone que la declaración de la presunta víctima debe ser lógica, lo que exige valorar si su versión es o no objetivamente verosímil, debiendo estar rodeada de algún otro indicio que le dé suficiente peso y credibilidad, aunque sea sobre hechos distintos a los investigados, pero que otorgue al juez una percepción de las personas que forman parte del proceso.

Tercer requisito: Persistencia en la incriminación

Este requisito conlleva tanto la ausencia de modificaciones en las sucesivas declaraciones prestadas por la presunta víctima sin contradecirse, como en la concreción en la declaración, que ha de hacerse sin ambigüedades ni generalidades, manteniendo el relato sobre la presunta violación la necesaria conexión lógica entre sus diversas partes.

Una vez conocidas las tres claves, será tarea del abogado la de analizar detenidamente la declaración prestada por la presunta víctima con el objeto de comprobar si efectivamente se cumplen todos y cada uno de los requisitos necesarios para que pueda ser considerada prueba de cargo para, inmediatamente, ponerlo en conocimiento del Juzgado solicitando el archivo del procedimiento y logrando la libre absolución de nuestro cliente.

Recuerda que es posible que tengas más derechos de los que crees, por ello, si te encuentras ante esta situación, y tienes alguna inquietud, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para recibir una asesoría legal, clara y justa, Sánchez Abogados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.