estoy preso como puedo ver a mis hijos

Estoy preso, ¿cómo puedo ver a mis hijos?

Cuando se establecen medidas paterno-filiales sobre los hijos, es importante mencionar los posibles cambios que puede haber en la familia y que provoquen la presentación de una demanda de modificación de medidas, al haber variado las circunstancias.

¿Qué es el derecho de visitas?

El derecho de visitas se trata del derecho que tiene el menor a mantener relaciones paterno-filiales con el padre o madre no custodio, que pueden ser inter semanales o bien, fines de semana alternos con pernocta o no.

  • La pernocta hace referencia al derecho que tienen los hijos y padres de dormir con el progenitor o progenitora en la vivienda de éstos.

Pueden plantearse varios casos:

En caso de que se otorgue la custodia compartida a ambos padres: el progenitor no custodio, la semana que no conviva con él, podrá verlo una o dos veces a la semana.

En caso de que se otorgue la guarda y custodia a favor de la madre o padre: el progenitor que no convive con el menor, podrá verlo varias veces a la semana, teniendo en cuenta que habrán fines de semana alternos con pernocta o no.

El Punto de Encuentro Familiar hace referencia a una institución que tutela y revisa que los progenitores cumplan con el derecho de visitas así como la actitud y comportamiento de los progenitores e hijos, mediante una intervención temporal de carácter psicológico, educativo y jurídico. Se trata de un organismo apto para padres o madres que llevan largos períodos sin ver a sus hijos, con el único fin de fortalecer las relaciones entre progenitores e hijos.

En el caso de que el padre o madre esté privado de libertad, generalmente, supone una limitación de derecho de visitas, puesto que depende del grado penitenciario que se encuentre el preso. Mayoritariamente, se tendrá en cuenta que el padre tenga relación con el menor así como que pueda disfrutar de permisos de salida que se realizarán en el Punto de Encuentro Familiar de la localidad en la que se encuentren. En otros casos, se podrá trasladar a un preso hasta el Punto de Encuentro para que se relacione con sus hijos, para así, evitar trastornos de loe menores al acudir a un centro penitenciario.

Una de las cuestiones importantes a tener en cuenta, es que el juzgado cuando recibe demanda de medidas paterno-filiales y el progenitor está ingresado en prisión, dependiendo del delito que se trate se fijará un régimen de visitas e incluso se podrá acordar distintas fases de visitas del progenitor con sus hijos, dentro y fuera de prisión.

En el caso de que disfrute de un derecho de visitas con sus hijos fijado por sentencia, sus circunstancias personales y familiares hayan cambiado tras ingresar en prisión y piense que por el mero hecho de estar ingresado en un centro penitenciario no va a continuar con las visitas con sus hijos, solicite demanda de modificación de medidas para regularizar la situación.

VERA MONFORT PERAL

Letrada en Sánchez Abogados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.