¿Has sido despedido, pero quieres volver a trabajar en la empresa?

¿Has sido despedido, pero quieres volver a trabajar en la empresa?

Como bien hemos comentado en otros artículos, existen diferentes tipos de despidos, y hoy vamos a dar unas pinceladas sobre las consecuencias y causas de lo que se denomina despido nulo.

 Pues bien, la consecuencia de este tipo de despido es fundamentalmente, que en caso de que el trabajador así lo desee, la empresa lo readmitiría en su puesto de trabajo.

El despido nulo siempre vendrá motivado por qué el trabajador ha sufrido algún tipo de discriminación prohibida en la ley. También se regula este tipo de despido en el Estatuto de los Trabajadores que lo define e indica sus causas.

Asimismo, reiterada jurisprudencia ha destacado las diferentes posibilidades por las que se puede solicitar la nulidad del despido, siendo estas las siguientes:

  • El despido es nulo tal y como hemos indicado anteriormente, cuando viene motivado por alguna de las causas de discriminación prohibidas tanto en la Constitución como en la Ley.
  • Cuando el despido se haya producido como una represalia porque el trabajador haya presentado una demanda en defensa de sus derechos.
  • Cuando el citado, se produzca durante los períodos de suspensión recogidos en el Estatuto de los trabajadores por maternidad, o por estar embarazada.
  • Como consecuencia de disfrutar o haber disfrutado una excedencia.
  • Por ser una trabajadora víctima de violencia de género.
  • Por haber solicitado una reducción de jornada.

Estas son las causas principales por las que se puede solicitar la nulidad del despido, y optar por incorporarte de nuevo a tu puesto de trabajo, abonándote la empresa los salarios dejados de percibir desde el momento en que te despidieron.

Te puede interesar: Me acaban de notificar una carta de despido ¿Qué puedo hacer ante esta situación?

Por todo ello, hacer mención a que si has sido despedido por algunas de las causas anteriormente descritas, es posible que puedas solicitar tu reincorporación a tu puesto de trabajo.

RECUERDA, INDOCUMENTADO O NO, ES POSIBLE QUE TENGAS MÁS DERECHOS DE LOS QUE CREES.

Vicente Blanch Tormo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.